IMG_3183
Amo la vida salvaje…

Hola a todos!

Hay que ver, que pasan los días, y aunque me encuentro fuerte y me siento maravillosamente salvaje, noto las consecuencias de navegar el Duero así, tan a las bravas, durante tantas jornadas (esta semana cumplí un mes en en el río). Cuando reposo, mis rodillas palpitan por dentro haciéndome sentir una molestia que creo que se llama reuma… y mi mano izquierda debe tener los tendones entre el dedo gordo y el índice como cuerdas de una guitarra vieja, porque duele del copón… Mis pies están “pa´verlos”: uñas negras y ajadas (tengo un dedo gordo más rayado que la tarima de un tablao, ya lo veréis), algunas de las heridas en mis manos son crónicas, y tengo ligeras molestias en los párpados (El derecho se descamaba; por eso estreno gafas esta semana).

FullSizeRender 15
¿Otra presa? ¡Buff!

Pero bueno, ¡al río! El Duero está cambiando: se ensancha, se remansa (te regala corrientes a favor con cuentagotas. Hay que estar continuamente observándolo y leyéndolo para aprovechar las alegrías de su cauce y subirse a su cinta transportadora de agua que te haga avanzar con poco esfuerzo), se engola y se vuelve presumido (ya tiene ínfulas de mar); y cuando sopla el viento como lo ha hecho estos días se me complican mucho las cosas (a veces sopla con tanta fuerza que genera olas como las del mar. En estos casos hay que irse a las orillas a buscar alguna veta favorable, parapetarse entre los chopos corvados sobre el río, y avanzar como una hormiga por una autopista, sumando metro a metro, y sufriendo (cuando me encuentro en esas miro al cielo y observo con envidia como los cormoranes y los patos vuelan como cohetes. Ah, y ahora también las cigüeñas, en parejas sobre sus nidos en los árboles. El bosque es como una barriada de pajarracos).

FullSizeRender 5
Verde que te quiero verde…

Estos días he vuelto a navegar solo, y también acompañado. Tudela de Duero, Villanueva, San Miguel del Pino, Tordesillas, Toro… han ido quedando atrás estos días.

Última etapa concluida: de Toro a Villaralbo (35 km. ¡Paliza!), con Rober, bombero de Toro, otro tipo encantador que ha traído buen rollo, tortilla, chorizo, chocolate y… torrijas de su madre (¡buenísimas! ¡Gracias!). Salimos de Toro de mañana, navegamos a buen ritmo, y paramos a comer y charlar en una pequeña playa antes de terminar la jornada machacados por el viento en contra. Sentados sobre las piedras, Robert me ha dicho que sigue muriendo mucha gente ahogada en el Duero, y que él y sus compañeros han sacado muchos cuerpos de sus aguas (¿por qué la gente se ahoga en los ríos? No logro entenderlo, sinceramente, ¿qué se hace mal? Los ríos no son para morirse, leñe, son para disfrutarlos y hacerse heridas y tendinitis, nada más. Me entristece pensar que se acaben los días de algunos allí donde yo crezco y disfruto como un niño. No es justo. Más bien, no es razonable).

IMG_3167
Comida en el Duero con Rober. ¡¡Esas torrijas!!¡¡Qué buenas!! ¡Dale las gracias a tu madre mil veces!
FullSizeRender 4
Alberto, Rober y Santi: magnífico equipo. Gracias chicos. Volveré (no es una amenaza, jejeje)

Rober tiene un perro espectacular: Trango. Algún mandril (no se cómo llamar a un tipo capaz de hacer algo así) lo tiró a un pozo de 14 metros siendo un cachorrillo. Cuando lo rescataron los bomberos Trango tenía los ojos rojos y la garganta ronca de llevar días llorando… Robert lo adoptó y ahora Trango es feliz. Y, además, ¡navega! ¡Perro listo! Ha sido un día magnífico con Rober. ¡Gracias, tío!

FullSizeRender 18
Con Rober y Trango, en Toro.

Días de Duero. Cómo me molan. Pueblos, con sus iglesias románicas reflejándose sobre las aguas, como Narcisos añejos de piedra; patos, ánades, garzas blancas, cigüeñas, jabalíes, corzos huidizos; presas que te obligan a pensar el paso para Zapper (hoy una más, y mañana otra), azudes, saltos de agua; molinos, fábricas de harina, centrales eléctricas, embarcaderos… el río lleva escrita en sus aguas las historias de las personas; el río es rico en recuerdos, en anécdotas, en días de cole; sabe de batallas, de legados, de testamentos de reyes, de leyendas y de afluentes por la izquierda y por la derecha (una mujer de Geria me dijo, cabreada con el mundo: di en el blog que el Pisuerga se une al Duero en mi pueblo, ¡no en Simancas!)

Diablos, navegar el Duero es como hacerse un poco más sabio. Me siento más digno al final de cada asalto, a pesar de las heridas y los leñazos y las quemaduras (ahora también del sol y el viento).

Y hoy me encañono. Duermo al raso en el inicio de Las Arribes. Saldré de aquí, de Villaralbo, apenas despunte el sol; y pasaré Zamora y sus barrios, y, poco a poco, entre peñascos imponentes, iré deslizándome con Zapper hacia un lugar mágico, sin retorno, pues quien entra en él por el río nunca podrá salir por la tierra, pase lo que pase, se encuentre lo que se encuentre. El sol irá cayendo tras los acantilados gigantescos, y yo seguiré navegando en dirección a la presa de Villalcampo, observando la vegetación exuberante y creciente haciéndose poco a poco con las paredes cada vez más y mas altas, a punto de tocar el cielo, emboscando al río y a sus pliegues casi invisibles. Y Zapper y yo seremos hormiguitas en un desfiladero descomunal. Será como estar apresado en un paraíso. No sé ni donde podré hacer noche, no se si podré hacer fuego para calentar una sopa. Y eso, ahora mismo, me excita.

Nos vemos. Fuerza y honor! La aventura continúa…

FullSizeRender 2
Llegada a Villaralbo. Duero mágico…
FullSizeRender 10
Nubes sobre el Duero.
FullSizeRender 3
¡Lo hemos conseguido, gallo! (Lo de gallo nunca mejor dicho: menuda cresta!)
FullSizeRender 11
Si las hubiera conocido de niño, habrían sido mis pesadillas principales: presas del Duero.
FullSizeRender 12
Anda que no he pasado veces la A-6, pero nunca le había visto así el refajo. Desde el río, llegando a Tordesillas.
FullSizeRender 13
Tordesillas. Imponente.
FullSizeRender 14
Expediente X. Lo pequeñito, arriba a la derecha, es la luna.
FullSizeRender 16
Manzanas para el camino…
IMG_3172
Rober posando. ¡Muy grande!
FullSizeRender
En Villaralbo, con Rega y Carlos. Gracias por acoger a Zapper en vuestro club.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.